Máquinas Sexuales

Una máquina sexual, también conocida como máquina de sexo o “fucking machine”, es un dispositivo mecánico usado para simular relaciones sexuales u otra actividad sexual. Los dispositivos pueden ser penetrantes o extractivos, y su funcionamiento es simple (pero eficaz), funciona por la transferencia de fuerza rotacional o reciprocante de un motor a un movimiento direccional en un eje, el cual es inclinado por un consolador o cualquier otro tipo de juguete que se quiera usar.

Un dispositivo de sierra de sable manual modificado, otro dispositivo de rotación de motor de perforación manual o taladro, y una sierra de vaivén modificada. Todo esto junto funciona como una máquina de ordeño y el objetivo es alcanzar orgasmos únicos, repetitivos y un placer descomunal.

Estas bellezas mecánicas no son nada que haya que evitar, de hecho, pueden ser una fuente interminable de empuje, vibración y placer, y un juguete sexual que puede formar parte de tu colección para disfrutar a solas, o en pareja.

Si estás pensando en comprar una máquina de sexo pero siguen teniendo dudas, no te preocupes, aquí descubrirás todo lo que ellas harán por ti, seguramente antes de haberlo leído todo ya te habrás convencido de que una máquina sexual puede ser una muy buena aliada en tu vida.

Hay una gran variedad de estilos y precios, así que hay algo para todos. Sin embargo, es importante prestar atención al tipo de motor, el control de velocidad, los accesorios, el montaje/desmontaje, la calidad de los materiales y varios puntos más de los cuales hablaremos más adelante.

☆ Saddles

Cuando oigas hablar de sillas de montar (no, no de las que se usan para caballos, aunque tienen literalmente monturas con consoladores) lo más probable es que oigas la palabra “Sybian”, y es que a pesar de que esta empresa es el epítome y son los maestros en su oficio, hay un montón de imitaciones que tratan de competir con precios más bajos o mejores ofertas y descuentos.

Sybian - Máquinas sexuales

☆ Mecedoras

Probablemente los conozcas como mecedoras sexuales o “columpios del amor” y es una de las variedades de máquinas consoladoras que más se ha visto en el cine para adultos.

Vienen en una gran variedad de estilos y precios. Son muy silenciosas (harán tanto sonido como la mecedora de tu abuela) y los únicos sonidos de los que tendrás que preocuparte son los que provienen de ti o tu pareja. Eso sí, el punto negativo es que la fuente de energía para los empujes eres tú (dependiendo del modelo), y tus piernas podrían cansarse si te gustan las sesiones de sexo largas.

Máquina sexual - Monkey Rockers

También es importante revisar si será necesario tener un respaldo o no, ya que algunos modelos son simplemente taburetes, así que dependiendo de las posturas que se quieran realizar, el periódo de tiempo que se pase encima de la máquina sexual o si eres una de esas personas que sufre al no tener la espalda bien apoyada, tendrás que inclinarte más a otro tipo de diseños más apropiados.

La gran ventaja de la mecedora o culumpio sexual es que se mueve dentro y fuera de ti sin que hagas prácticamente nada, de hecho en algunos modelos no es necesario ni moverse ya que vienen con control remoto. El movimiento automático de esta máquina la hace sentir mucho más realista y hace que la sensación sea aún más asombrosa.

Los orgasmos están prácticamente garantizados con las máquinas sexuales, pero no siempre se puede decir lo mismo de los consoladores por sí solos, así que, esta puede ser una buena opción si estás pensando en adquirir una.

☆ Taladradoras

Esta es una de las máquinas folladoras más baratas que se puede comprar y también es uno de los modelos más conocidos, el problema viene en que el 95% de los modelos que encontramos en el mercado suelen ser para mujeres, aunque también podemos encontrar diseño exclusivos para hombres heterosexuales, en los que podemos cambiar el dildo por una vagina o fleshlight.

Máquina de sexo - Taladradora

Lo bueno de las “taladradoras sexuales” es que las hay de distintos tamaños, con lo que practicar sexo con una máquina de este tipo suele ser bastante más fácil y cómodo (según el modelo y/o marca).

Como con cualquier otra máquina, todo lo que necesitas hacer es recostarse y disfrutar en todas sus posturas favoritas, eso sí, asegurándose en todo momento de que la máquina se ajusta a la altura correcta de tu cuerpo para que no suceda ninguna desgracia.

➔ Preguntas

Cuando hablamos de este tipo de juguetes sexuales, siempre tenemos dudas, sobretodo porque las máquinas del sexo suelen ser grandes, la mayoría no son baratas, necesitan unos cuidados específicos y además, es algo nuevo a lo que tenemos que acostumbrarnos, no es cómo comprarse un vibrador que se enciende y se apaga con un botón.

Así que, en nuestro FAQ vas a poder aclarar todas tus dudas y preguntas antes de comprar una máquina de sexo.

➔ Consejos

Aunque puede parecer fácil, el uso de un juguete de estas características puede llegar a ser bastante complejo para algunas personas, y muchas veces dejamos de lado puntos básicos… el placer, la testosterona del momento, nos hace olvidar que estamos delante de un aparato destinado a dar placer sexual, pero que también puede darnos algún pequeño susto.

4.8 (95%) 60 votos